jueves, 3 de noviembre de 2011

Mendoza

Devuelta en Santiago después de un fin de semana extra largo y extra descansado, creo que nunca había disfrutado de tanto relajo. Me fui a Mendoza con mi mamá y mi abuela, auspicio de doña Sonia (abuela), que nos invitó a un fin de semana solo para mujeres al Hyatt de Mendoza. Se pasó para rico el hotel, todo perfecto, todo limpio, lindo, impecable. Todo el mundo va a Mendoza a comprarse la vida, a caminar por el centro buscando tiendas lindas y baratas; este no fue mi caso, nosotras decidimos descansar y aprovechar el hotel, la piscina y el spa. Me hice un masaje descontructurante y quedé como nueva.
Eso si recorrimos los dos Shoppings que hay allá, el Mendoza Plaza Shopping y Palmares Open Mall , este último era como estar en Miami, enorme y lleno de palmeras.
 Me compré pocas cosas pero precisas. En Paula Cahen había mucha más ropa de la que hay acá en Chile y me compré unos mocasines maravillosos y una polera blanca simple pero bella. En Jazmín no encontré nada que no hubiese visto acá, estaban los mismo pantalones negros con tachas que tengo pero blancos, preciosos pero tengo un tema con los pantalones blancos así que no me convencieron. En Complot me compré solo accesorios; mi mamá cree que tengo un problema porque me he comprado por lo menos 10 accesorios entre anillos y collares en la última semana. Unos shorts negros super cortos con vuelitos atrás para aumentar mi colección de shorts negros! Son De La Ostia. Y por último unos zapatos espectaculares.
En cuanto a la vida nocturna no les puedo contar mucho por las razones explicadas arriba, viaje de relax total, pero mis amigas se lo carretearon todo y por lo que me contaron lo pasaron amazing.

S.


Para que vean el calibre del taco que hubo a la ida, nos demoramos en total 16 horas entre que salimos de Santiago, fuimos a buscar a mi abuela a Viña y llegar al hotel.





Los que trataban de colarse los mandaban de vuelta al final de la eterna fila de autos.




Aburrimiento


El lobby del hotel


Lunch en el hotel


Piscineando 


Bikini de Caro Cuore que también me compré allá


Mi Soni y el room service


La polera es de Topshop y los shorts son de Ay Not Dead




La polera, la camisa y las chalitas con piedras preciosas son de Zara, las patas son de Dulce Amor









Mi ida al spa!






La última noche nos quedamos en Chacras de Coria, que es como Chicureo, en un hotel muy antiguo pero que estaba remodelado. La pieza que nos tocó estaba impecable con todas las sábanas blancas y nuevas, el hotel no tenía ni un lujo, estaba refaccionado pero daba nervio porque era un hotel viejo y nos pasamos el rollo que nos podían penar en la noche. Menos mal no pasó nada y dormimos perfecto!







Las compras!






Polera Paula Cahen, es de seda más larga por atrás y con una apertura en la espalda.



Short De La Ostia con vuelitos, bello!


Mocasines Paula


Collares Complot



Pretty pretty shoes



No hay comentarios:

Publicar un comentario