lunes, 24 de octubre de 2011

Un barrio con identidad propia

Hoy día voy a dejar de lado los accesorios, zapatos, tendencias, moda en general para culturizar un poco mi blog y también cambiaré el formato por esta vez.
Hoy día tuve que ir al centro a hacer unos tramites y cuando iba subiendo aproveché de pasar por el Barrio Italia porque no iba hace demasiado tiempo, creo que la última vez que fui fue en Julio cuando me teñí el pelo por ahí. 
Quería ver las cosas que tienen en la tienda Caído del Cielo porque no pasaba hace rato. Esta tienda trae ropa Complot, Dean and Deluca y otras marcas argentinas, no tienen pagina web pero la pueden encontrar en Facebook y ver lo que traen. Claramente caí en trance con todo, la ropa es cebada y lo mejor de todo es que los precios son más asequibles que otras tiendas argentinas. 
Como no voy nunca para esos sectores decidí darme una vuelta y sacar fotos (ahora ando con la cámara para todos lados, de echo me compré una mochila para andar trayendo todas mis cosas). La lata es que los lunes son muertos en el barrios pero igual me fascine con los cafesitos con los que me topé y con las tiendas de diseño que nunca había visto. 



Primero caminé por la calle Caupolicán donde están todos los anticuarios y me tope con un un señor que compra y vende libros, revistas y discos de vinilo viejos; me impactó la cantidad de libros que tiene guardados, dos bodegas llenas hasta el techo de libros viejos, increíble.











 Después por Av. Italia me encontré con un pequeño pasaje (Casa Italia) donde habían unas tiendas de diseño y al final un café de lo más mono, Café Survenïr. Precioso, todo delicado, de lo más femenino, tiene terraza con una pileta y todo. 







Después entré a una tienda que se llama Huma que también esta en el Alto Las Condes pero en un local muy chico que pasa muy piola y por eso se van de ahí y en diciembre abren una tienda nueva en el Drugstore. En la tienda hay cosas muy choras, hay unas bicicletas preciosas de las que están de moda ahora (las de paseo con canasto) y los canastos eran de mimbre con tapa, demasiado lindos y útiles. También venden unos toca discos que traen de USA que están bien buenos, tiene entrada USB y AUX, de lo más modernizados, y lo mejor de todo es que graban la música del vinilo en formato MP3, con eso me dejó loca el tipo de la tienda, estuve a punto de ponerme en la lista de espera. Si! Lista de espera!! Tienen demasiado éxito.
Lo último fue un café que se llama Café Veteranos del 79 en honor a la guerra del pacífico de 1879 y está ambientado bajo esa temática, al dueño, Enrique García, le gusta la historia y todos los miércoles se junta con un grupo de personas amantes de la historia a hablar sobre esta. En el lugar hay fotos de héroes de la guerra, hay una bandera original de esa época y otros detalles. El café me encantó, está demasiado bien puesto, aparte tiene toda esa onda de café de barrio bonaerense. Es súper nuevo, tiene apenas dos meses pero yo creo que les va a ir bien, tiene buena onda el local.










Los días más entretes para ir son los sábados, es cuando hay más movimiento y cuando los anticuarios sacan todo a la calle pero yo prefiero cuando está más tranquilo, no me gustan mucho las multitudes en la calle. 
Hay muchas más tiendas y restaurantes que lo que mostré ahora, hay tiendas de ropa muy onderas y el fuerte son las tiendas de diseño.
Este barrio tiene todo el potencial de convertirse en el Palermo Viejo chileno y les digo, va bien encaminado así que si no han ido VAYAN!

Aquí empieza mi aburrimiento en el medio taco que me tocó a la vuelta, cachito! El anillo me lo compré en Caído del Cielo y el esmalte también es nuevo, choro amarillo.




S.




1 comentario:

  1. Me motivaste para ir a esos cafes! Quiero ir a conocerlos ahora...

    Genial el anillo y ese polish! wjajajajjajajaja

    ResponderEliminar